Monthly Archives

abril 2014

Post005

LA SANIDAD DEL ALMA (Parte I)

By | Enseñanzas | No Comments

Dios creó al hombre a su imagen y semejanza (Génesis 1:27), y según su orden, le constituyó en tres partes para una función, cada una en particular, donde se desarrollarían y prosperarían de manera perfecta. Estas áreas son: espíritu, alma y cuerpo. Estas áreas, Dios las creó sanas, con congruencia y armonía entre ellas y sus funciones.

Cuando el hombre pecó (Génesis 3), tanto el alma como el cuerpo se hicieron vulnerables, es decir, podían enfermarse, desde la concepción hasta el día de la muerte física (Salmo 41:4).

 

Constitución del alma

 

El alma podemos decir que está a su vez constituida en 3 partes: Intelecto, emociones y voluntad.
El intelecto es la capacidad que tiene el hombre de pensar, analizar y recordar (mente). Este, puede ser influenciado por una actividad que se opone a Dios o por el Espíritu Santo. Y es precisamente aquello que se opone a Dios que busca atacar el intelecto. Procurando lograr que pensemos que son nuestros, con el objetivo de traer malestar y angustia.

Una forma de ataque son los pensamientos fugaces. Estos, son ideas que llegan como sugerencias y generalmente instan a hacer cosas o decirlas. Cuando se examina el resultado, es tristeza, separación y frustración.

Las imágenes, su objetivo es cual su nombre, proyectar imágenes que generalmente son impuras y tienen relación con lo pecaminoso. Sus efectos son culpa y condenación.

Otra ofensiva a nuestro intelecto son los sueños. Ellos producen malestar al día siguiente, como la cabeza pesada, el espíritu abatido, llegando sentirse débil y sin energías en la mañana.

También está el insomnio. Puede que al acostarse vengan pensamientos de preocupación y sencillamente el sueño se va, trayendo malestar y desgaste.

El olvido. Las personas se ven muy limitadas para memorizar, sufriendo olvidos crónicos. Incluso de lo que acaba de hacer o decir.

La falta de concentración. Las personas no se logran concentrar en nada. Aún al orar, leer la Biblia o escuchar un mensaje, los pensamientos van de un lado al otro.

De igual forma está la inactividad. Hace que el creyente pierda la capacidad de pensar. No puede crear, deducir o recordar. No puede comparar, juzgar o apreciar, por ende, no puede pensar.

Asimismo otro ataque es la vacilación. Pueden generar una especie de pensamientos, pero poco después generan otros de sentido contrario u opuesto. Llegan a decir “hoy puedo” y al instante

La obstinación. Hace que las personas rehúsen escuchar cualquier razón o evidencia una vez que ha hecho su decisión. No distingue entre lo bueno y lo malo. Su mente está cerrada ante todo cambio.

Cuando la persona está bajo ataque, la verdad de Dios no puede penetrar y las consecuencias espirituales son muy dañinas porque son oprimidos por la hechicería e idolatría.

El creyente debe permitir que su intelecto se ponga de acuerdo con el Espíritu Santo con la palabra de Dios (Romanos 8: 5,6; Efesios 1: 17, 18; 1Pedro 1:13; Isaías 26:3; Efesios 4:23; 2Corintios 10:5)

Post006

LA RAZÓN DE SER DEL HOMBRE

By | Enseñanzas, Todas | No Comments

Al asociar el proceso de la creación de la tierra con la creación del hombre encontramos el gran valor que representa el hombre para Dios y para la tierra misma. Veamos de manera sencilla como la Biblia nos lo explica.

La razón de ser de los cielos

Toda la creación habla de “la importancia que tiene para Dios un alma”. Su diseño nos dice que se realizó para que pudiera cumplir cierto propósito. Cuando vemos de cerca lo creado a la luz de Génesis capítulo 1, nos damos cuenta que el plan de Dios fue proporcionar un medio ambiente para el hombre.

El planeta tierra es uno de los más pequeños de la creación. Sin embargo, los cuerpos celestes encuentran su significado en ella cuando giran sus órbitas a lo largo del universo (Génesis 1: 14-20).

La ciencia sostiene que no hay planeta, sol o luna en todo el universo que no haga influencia sobre el planeta tierra, y lo que la hace más importante es que es el único planeta donde existe vida.

El sol. Se encuentra aproximadamente a 150 millones de kilómetros de distancia del planeta tierra. Este origina las condiciones climáticas de luz, calor, lluvia, vientos que convierten a nuestro planeta en un sito apto para que el ser humano pueda vivir.

Planetas y estrellas. Estos se encuentran alrededor de la tierra con propósitos definidos para sustentar la vida que se le dio (Génesis 1:14).

En conclusión, la tierra es causa y razón de ser del universo.

La razón de ser de la tierra

Si la tierra es causa y razón de ser del universo, es el fundamento de los astros, ¿cuál es la razón de ser de toda la tierra?

Observando la serie de actos divinos descritos en Génesis 1, culminan con la creación del hombre.

Según Isaías 45:18, Dios creó la tierra para que fuese habitada.Cuando Dios creó al hombre, la actividad de la creación se detuvo temporalmente. Esto nos indica que el hombre fue la meta de todo el movimiento creador.

Solo cuando Dios puso al hombre creado a su imagen sobre la tierra, esta tuvo una razón de ser y el universo también. Todas las necesidades del hombre fueron satisfechas en la tierra para que el hombre las disfrutara.

La razón de ser del hombre

Génesis 1 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. La palabra Dios en hebreo es Helohim, esta palabra representa una pluralidad en el ser. Esto nos enseña que existía alguien más cuando Dios estaba creando. Esto se descubre cuando vemos a Jesucristo participando en la creación en Juan 1:1-3, Colosenses 1:16. Y al Espíritu Santo en Génesis 1:2, Salmo 104:30.

Antes que Dios creara el mundo en su plan soñado, ya el hombre había sido señalado para ser su hijo. Romanos 16:25, 1Corintios 2:7. Cuando analizamos estos versículos, encontramos que el hombre fue creado antes de que los cielos y la tierra lo fueran.

Veamos el cuidado paternal de Dios con sus hijos: Mateo 6:8,25-26; 7:11; Juan 14:23; 16:27,23; Filipenses 4:6,7,19; 1Pedro 5:7

En conclusión, la raza humana existe para convertirse en hijos e hijas capaces de volverse a Él.

Post007

DIOS TE DISEÑÓ PARA SER EXITOSO

By | Enseñanzas, Todas | No Comments

El éxito no es suerte o magia del destino. Dios te diseñó para ser exitoso.

 

El éxito no es suerte o magia del destino. Dios lo diseñó a usted para que sea exitoso y por supuesto hay pasos que cumplir para que eso ocurra. Jesús fue exitoso en su ministerio y en su obra, el hecho más grande es que Él resucitó, venció  la muerte y pide al Padre por nosotros para que nosotros tengamos éxito en la tierra.

Gente exitosa es quien aprende a aplicar consistentemente las leyes de Dios en sus vidas y es aquella que ha descubierto su potencial para bendecir a otros mientras él también se beneficia.

No confunda éxito con fama, dinero, poder; hay mucha gente que tiene eso pero no son felices. El éxito es más que eso, tiene que ver que al final de su vida amó a Dios, a su cónyugue y a sus hijos, que dejó un legado y disfrutó la vida al máximo. Una pregunta que le ayudará es: ¿Cómo seré recordado después que muera?

Uno de los pasos para el éxito es la fijación de metas. Las metas le llevan al lugar donde quiere llegar. En un estudio que realizó la Universidad de Harvard a sus estudiantes encontraron que solo el 3% de las personas tenían metas por escrito acompañadas de un plan de acción y al cabo de diez años se contactaron nuevamente a estas personas y el resultado fue que estas personas eran exitosas en lo que hacían. Quienes no se fijan metas es porque no han aceptado aun la responsabilidad personal de sus vidas, y aun le temen al fracaso y al éxito.

El conocido hombre de negocios Lee Iacocca, fue nombrado vicepresidente de Ford Motor Company a la edad de 36 años. Como estudiante universitario, había decidido convertirse en vicepresidente de Ford Motor; a la edad 35 años. Solo perdió su objetivo por un año. Entienda que el hecho de que se fije una meta y no lo logre en el tiempo deseado no significa que no lo logrará. Puede significar que está acercándose a su meta.

Establecer objetivos específicos y metas es un ejercicio poderoso. El profeta Habacuc escribió acerca de la fijación de metas:

“Y El Señor me respondió:Escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido. Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala; porque sin falta vendrá.” Hab.2:2-3

Algunas ideas que te ayudarán a fijar metas

1. Haz una lista de valores. ¿Qué es lo que más valoras?

2. Haz una lista con todos tus sueños. ¿Qué  te gustaría lograr en la vida? ¿Qué experiencias desearías tener?

3. ¿Qué harías si tuvieras seis meses de vida?

4. Escribe tus metas para 3 años; 1 año y 3 meses. Desarrolla un plan de acción para alcanzarlos.

5. Convéncete. Muchas personas escriben sus metas sin estar convencidas de lograrlo.

6. Haz una lista de recursos disponibles. Qué libros, seminarios, personas; pueden ayudarte para alcanzar tus metas. Hay un precio que disfrutar.

7. Identifica los obstáculos y piensa en vencerlos. Enfrenta a tus gigantes, derriba a Goliat.

El éxito no se mide por los logros que tengamos en la vida sino por lo que hemos tenido que superar para llegar a donde estamos. (Filipenses 4:12, 13)

Recuerde: Dios quiere que tenga éxito. Prosiga al blanco. (Filipenses 3:12-14)

 

Hoy es el mejor día para empezar a fijar metas en tu vida el éxito.

Post008

CÓMO CAMBIAR LAS CIRCUNSTANCIAS

By | Enseñanzas, Todas | No Comments

Nuestra manera de ver las circunstancias es determinada por la interpretación que le demos y de acuerdo a ella actuamos y así recibimos (MARCOS 2:1-12)

 

Nuestra manera de ver las circunstancias es determinada por la interpretación que le demos, ya sea natural o espiritual, y de acuerdo a ella actuamos y así recibimos.

Los amigos y Jesucristo actuaron de acuerdo a la fe.

 

    1. Lo que vieron los amigos del paralítico

1)      A un amigo con el cuerpo paralizado

2)      A un amigo sin familia

3)      A un amigo con problemas económicos

  • La visión de los amigos estuvo basada en la necesidad del paralítico.

  • Ellos se activaron y llevaron a su amigo a la presencia de Jesucristo.

  • La fuerza de la fe de ellos solo llegó hasta sus sentimientos.

  • Ellos sintieron la fe y de acuerdo a ese sentir actuaron.

 

    1. Los que Jesús vio en el paralítico

1)      A un hombre con problemas espirituales

2)      A un hombre con problemas físicos.

  • Jesús VIO la parte espiritual del problema porque VIO LA FE de los amigos del paralítico.

  • La fe cuando se revela es porque lleva el contenido suficiente para hacer el milagro.

  • Debemos VER lo que Dios quiere hacer a través de cualquier acto de fe. (en el culto, cuando oramos en la célula, cuando oramos a solas con Dios)

  

    1. Lo que Jesús vio en la circunstancia

1)      Una oportunidad para hacer un milagro

2)      A un hombre caminando.

  • Los hijos de Dios debemos aprender a ver las circunstancias desde un ángulo espiritual.

  • Los hijos de Dios debemos aprender a ver lo que queremos que suceda

CONCLUSION

Jesucristo siempre querrá hacer un milagro a tu favor pero ÉL necesita VER la fe con la que tu te acerques a Él.

Cuando ores por tu hogar, tus bienes, tu profesión, tus vecinos, tu célula, tu líder, tus pastores, El Congreso Ministerial, Pentecostés, El Congreso De Damas; ORA CON FE para que Jesús la vea y haga le milagro. (Hebreos 11:6).